El comienzo de la diversion {Jeanette&Cedric}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El comienzo de la diversion {Jeanette&Cedric}

Mensaje por The Murderer Case el Mar Mayo 29, 2012 12:21 am


Todo el caos en el lugar donde reinaba la paz y la alegría de los jóvenes, la agonía de una joven en las manos de su captor y un poco de humor para que la encontrasen llevo a asesino a colocar pequeñas pistas… pequeños símbolos que su víctima conocería y tomaría como suyos. Un mechón de cabello, un trozo de la ropa de su amada, un poco de sangre y estaba listo. –Espero no te tome mucho tiempo, dijo mientras salía del salón para irse a su hogar, el auditorio… donde las estrellas brillaban y los demás obedecían.


Las luces sobre el telón a toda su capacidad, con el único fin de iluminar la dramática entrada de él… con ínfulas de estrella mientras lo acompaña su carnada. Deseaba sentir los gritos de su víctima final mientras tocaba lo más sentible, aquel punto que dejaba salir todos los sentimientos posibles de una persona. Su amor… por alguien más. En el medio del escenario, imaginados aplausos de sus espectadores y una muchacha sin culpa alguna pagaría las consecuencias del delirio y sed de venganza de un tonto estudiante… o un maestro cegado por el sufrimiento de antaño.

Con las manos en su cabello jalando y la chica gritando para solo sentarla y amarrarla en una silla mientras la música solo apagaba el sonido que golpeaba contra las paredes, ella solo deseaba ayuda. Con un golpe certero en su rostro, una mancha rojiza afloro en la blanquecina piel de su carnada. Ella ya no gritaba, solo miraba algo aturdida mientras la risa de su captor aloraba de lo más interno de su cuerpo. “Déjame en paz”, balbuceaba la chica. Tenía o mejor dicho sabia cada detalle correspondiente a ella y en cierto punto lo merecía. Merecía sentir dolor, por no ver lo que le hacía al mundo tratado de ser una puritana. Luego de un segundo, cuando su éxtasis estaba a flor de piel una idea cruzo su mente. Jugar con ella mientras se percatan de su desaparición, tenía claro que su víctima final llegaría en su rescate tal cual príncipe azul. Aquella victima que al llegar vería el cuerpo maltrecho de su amor.

Dio muchas vueltas a su alrededor, denotando el miedo y sufrimiento debido a las cuerdas ajustadas a su contorneada figura. -Sentirás dolor y solo hay un culpable, ya lo veras. Tomo un cuchillo que tenía en su chaqueta, era pequeño pero poseía un filo, corto un poco el cabello de la chica un trofeo le decía para guardarlo en su bolsillo y delicadamente trazo un corte en la mano de la chica dejando ver de inmediato la sangre que manchaba lo que quedaba de su traje. EL grito ahogado de ella solo hizo que el riera de pasión. –El dolor es mi vida y pasión pequeña jenanette. Susurro en su oído para cortar su otra mano… eran cortes poco profundos pero en sectores que con tan solo un poco de tiempo… podía desangrarse. “No más por DIOS”… dijo la chica...despertando la furia de su captor. –Dios no existes… dijo golpeando en el rostro a la chica una y otra vez. En un segundo el sonido de alguien despertó su curiosidad… mirando la puerta abrirse levemente. –Y por fin llego el invitado de honor.


The Murderer Case
Nuevo

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 28/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la diversion {Jeanette&Cedric}

Mensaje por Cedric Di Giovanni el Mar Mayo 29, 2012 10:43 am

Sólo era una simple fiesta, en un fin de semana cualquiera, pero, de pronto, el caos se había apoderado de todo; en la oscuridad escuchaba los gritos de algunas chicas alarmadas, a la gente moviéndose de un lado a otro y de pronto sentí que Jeannette se alejaba de mí, mas no comprendí la razón. Cuando las luces se encendieron, parpadeé un par de veces para acostumbrarme de nuevo a la luz, nadie comprendía que había sucedido.

Alcé la mirada por encima de las cabezas de los demás estudiantes, no pude verla por ningún lado, tenía un extraño y mal presentimiento. Poco a poco me alejé de la multitud confundida, saqué mi móvil y marqué su número esperando que respondiera, no lo hacía… volví a intentarlo y el resultado era le mismo; de pronto en uno más de mi intentos, llegó a mi oído el timbre que usaba en su celular, seguí el sonido y encontré su bolso tirado en el suelo, eso no presagiaba nada bueno.

Saqué su móvil dejando todo lo demás allí ¿Dónde podría estar? Me pregunté con desesperación mirando de un lado a otro, mi vista recayó en el edificio del campus; corrí apresuradamente encontrándome en el camino de entrada un trozo de la tela del vestido que ella usaba esa noche. Mi corazón empezó a palpitar rápidamente debido al temor que sentía ante la incertidumbre de donde podría estar J.

En el suelo del mismo edifico había gotas de sangre que formaban un camino, deduje que alguien me estaba guiando hacia un lugar porque no era una coincidencia, todo estaba perfectamente colocado de forma estratégica… sólo esperaba que no fuera demasiado tarde…. No ella.

El rastro me llevó ante la puerta del auditorio. La luz de un reflector me cegó por unos instantes cuando se fijó en mí, pero pronto fue desviado dejándome ver lo que había en el escenario.

— ¡Jeannette! —mi boca no pudo retener el grito ahogado ante la impresión de ver a mi novia cubierta de sangre y a su lado un enmascarado.

No podía creer que fuera cierto, y de que entre tantos alumnos, fuéramos nosotros; lo que todos decían era cierto, había un asesino en Case Western. Deliberadamente corrí hacia el escenario, sólo quería sacar a Jeannette de allí, no pensé en que esas eran las intenciones de ese ser desquiciado. Subí al escenario tratando de ser cauteloso… lo supe… me quería a mí.

— Déjala a ella, al parecer es a mí a quien querías. —Dije seriamente, tratando de no despertar su furia. — ¿Por qué, si puedo saber?

Caminé por el escenario con lentitud y cautela en dirección a J, verla así me dolía… no quería que nada le pasara. Llegué ante la silla dónde él la tenía cautiva y traté de desatarla, le di un rápido beso en la mejilla.

—Todo va a estar bien... se como manejarlo—mentí susurrando a su oído, en realidad yo también moría de miedo—cuando puedas… trata de escapar.


Última edición por Cedric Di Giovanni el Sáb Jun 02, 2012 11:57 pm, editado 1 vez


credencial:

Cedric Di Giovanni
Miembro de SHAYCRAF - Admin
Miembro de SHAYCRAF - Admin

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 13/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la diversion {Jeanette&Cedric}

Mensaje por The Murderer Case el Mar Mayo 29, 2012 5:48 pm

Contra mas se acercaba más places podía fluir por el cuerpo de aquel vil personaje. Nada lo saciaba más que su sed, ver el dolor reflejado de la muchacha y ahora su víctima final había hecho la entrada triunfal. Aplaudió ante las palabras del joven, no les tomaba importancia y no respondería nada de lo él pidiese. Trato de parecer ausente mientras la pequeña y patética declaración de amor se delataba ante sus ojos. –Cuidado, si la desatas alguien muy cercano sufrirá las consecuencias… dijo mirándolo mientras daba un paso hacia la joven- Hazte para atrás, no es un consejo es un mandato. Trato de contener la risa que le provocaba y el llanto ahogado de joven que a estas alturas poca conciencia le quedaba.

-No la dejare ir y tampoco a ti. Son el comienzo de mi gran acto aquí en la universidad. Aplaudía con cada frase y con un pequeño control que guardaba en su manga hizo cambiar la música a algo más dramático y lleno de vida. Nadie los oiría o mejor dicho el que entrara estaba condenado a la muerte. La muerte más dolorosa que podía sentir. –Además como dejarlos escapar si solo quiero divertirme un segundo. Dio un paso atrás y vio el sigiloso movimiento del joven. -Un paso más y la matare delante de tus ojos y será tu culpa… unos pasos para atrás... No estoy jugando o quieres un corte en su bella cara. Con el cuchillo en sus manos, espero pacientemente que se moviera. –Ahora!!!, grito para que el chico no pensara que era un juego de niños. Mil planes macabros pasaban por su cabeza, mil ideas, mil predicamentos. Desollarlo vivo poco a poco, dejar que el cuerpo fuera consumido por un incendio inesperado, matar a su novia y ver su dolor. Eso era interesante.

Aun con el tiempo a su favor y todo con él, el chico quería ser el héroe de la historia. –Ella no escapara a menos que yo lo desee y para eso falta un poco quiero jugar con ella. Unas marcas y más sangre no le harán mal. Mira su rostro, solo desea que la muerte venga por ella, pronto se desangrara y lo veras. Tienes un boleto de primera fila. Puntualizo mientras daba vueltas en círculos a su próxima víctima. Tenía todo preparado, necesitaba dormirlo, drogarlo o simplemente golpearlo para que todo fuese más fácil, pero no habría diversión… diversión que el buscaba deliberadamente. –Crees que serás el héroe, baja de la nube y haz lo que te diga. Entrégame tu móvil, no quiero visitas inesperadas y no salgas con el cuento que le dijiste a alguien que vendrías, tengo ojos y oídos en todos los rincones de aquí. Una vez que el muchacho accedió, el solo le dio un certero golpe en la boca del estómago. Quería verlo humillado, sin salida, clamando por su amada y por su vida… aunque no le daría esa opción. –Así es como debes estar, en el suelo por no saber el lugar que corresponde en la vida. Le dio un golpe en el rostro y otro más, pero una risa ahogada salía con cada choque de sus cuerpos. Su posición cambiada con cada vertiginosa idea que cruzada por su mente. En fin decisión tomar el cabello del chico y acercarse a su oído –Con cada idea o golpe que trates contra mi, tu novia es la que sufrirá… no pienses en tonterías niño estúpido y predecible. Una idea quedo levemente en su mente tendría que esperar la la oportunidad perfecta para realizar el comienzo del acto. Con el chico en el suelo, la chica en la silla desangrada por los cortes… solo le quedaba ver el espectáculo

The Murderer Case
Nuevo

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 28/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la diversion {Jeanette&Cedric}

Mensaje por Cedric Di Giovanni el Miér Mayo 30, 2012 12:38 am

Me vi obligado a alejarme de Jeanette, o ese maldito le haría más daño del que ya lo había hecho, me alejé sólo unos pasos al mismo tiempo que maquinaba en mi mente todas las posibilidades de salir de allí, sanos y salvos, o que sólo ella saliera; realmente no podía pensar con mucha claridad, el panorama no era alentador y por mi cabeza sólo pasaba la idea de que ocurriera lo peor a J. Aunque me costara aceptarlo, estábamos atrapados en el juego de ese psicópata, no había ninguna brecha, sería difícil actuar con él armado y yo no era ninguna clase de héroe, desgraciadamente.

No aparté la vista de él ni un instante, dispuesto a lanzarme contra su cuerpo si volvía a intentar herir a Jeantette, el desenlace… no importaba; pero él no se acercó a ella y vino a por mi, en mi fuero interno mi desesperación se calmó un poco hasta que recibí un golpe de lleno en la boca del estómago que me hizo doblarme en dos y caer al suelo de rodillas, sin aire… con la visión desenfocada debido a la impresión del impacto. Me llevé ambas manos al estómago tratando de estabilizarme, pues no podía permitirme titubear por mucho tiempo; otro golpe me dio en la cara volviéndome a dejar en el suelo cuando intentaba ponerme de pie y temía defenderme porque cualquier movimiento de mi parte era un hecho que llevaría a J a la muerte… no le iba a suplicar, yo no era así… pero al mismo tiempo me preguntaba si mi orgullo valía más que la vida de mi novia. Un nudo se hizo en mi garganta ante la frustración producida y otro golpe más arremetió contra mi cara, más doloroso que el anterior, mucho más doloroso pero ahogué cualquier señal de debilidad; no obstante podía sentir mi sangre fluir, la veía caer en el suelo de madera del escenario, escupí y mi saliva no era más que ese líquido carmesí con sabor a óxido.

El susurró malicioso en mi oído me estremeció e hice una mueca de dolor cuando tiró de mi cabello… estaba hecho polvo. Busqué a tientas mi móvil en e bolsillo del short, mis manos estaban temblando pero logré encontrarlo y lo lancé dejé caer…

— ¿Por qué no me matas ya? —Pregunté con la mirada clavada en el suelo—has ganado… te…lo suplico….

Soltó una carcajada cuyo ensordecedor sonido se propagó en el eco del auditorio vacío. La idea pareció fascinarle sobremanera y aproveché ese momento para arremeter un golpe con mi codo contra su estómago; me giré lanzándome contra él, su cuchillo rozó mi abdomen donde la camisa estaba abierta haciendo un corte poco profundo, entonces tomé su muñeca doblándola hasta soltara el arma. Forcejeamos en el suelo, él era fuerte, pero yo no era débil. Finalmente, cuando tuve la ventaja en la pelea lo tomé del cabello que sobresalía a través de su máscara y golpeé el suelo con ella hasta que quedó inmóvil.

La adrenalina del momento, hacía que mi corazón latiera y deseara golpearlo más, hasta matarlo, pero entonces recordé a J; tomé el cuchillo del suelo y empecé a romper las cuerdas para desatarla, lográndolo. La tomé entre mis brazos y la llevé detrás del escenario poniéndola en el suelo; me quité la camisa y con el cuchillo corté trozos de la tela para hacer presión en sus heridas en un intento de detener las hemorragias.

—Estarás bien—le prometí una vez más mientras trataba de curarla, las muchas veces que me había metido a las clases de Nat me hacían tener algunos conocimientos básicos.

La tomé pasando uno de sus brazos detrás de mi hombro sosteniéndola mientras iba hacia la salida de emergencia, al mismo tiempo que sacaba el móvil que había tomado del bolso de J y marcaba el número de mi amigo.

—Nat escucha, te veo en la entrada del edificio principal, es importante, date prisa—y colgué sin darle oportunidad de decir cualquier cosa.

No obstante, cuando llegamos a la salida la puerta estaba cerrada con llave, maldije en voz alta cayendo en la cuenta de que se había asegurado de que no pudiéramos escapar. Tomé a Jeanette nuevamente entre mis brazos, mirando alrededor, yendo de salida en salida sin lograr conseguir nada; miré alrededor y mi vista se posó en uno de los ventanales de la planta alta, me apresuré a tomar las escaleras y subir… sentía como si fuera contra un reloj de arena y el tiempo se estuviera agotando.

Una vez en la planta senté a Jeannette en un de los asientos y me apresuré a forzar la cerradura…


credencial:

Cedric Di Giovanni
Miembro de SHAYCRAF - Admin
Miembro de SHAYCRAF - Admin

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 13/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la diversion {Jeanette&Cedric}

Mensaje por The Murderer Case el Miér Mayo 30, 2012 8:13 pm

-Ganar no es lo que deseo sino ver tu sufrimiento y pesar jovencito. Era cordial y algo clásico para expresarse, aunque aún así no se podía definir quién era, con cada gesto o imitación la apreciación de su carácter cambiaba. – Además matarte ahora no tiene gracia, es mejor que veas la muerte de tu novia como la que tú le causaste a tu amigo… rio levemente y en sus ojos se reflejaba un llanto de alegría que lo extasiaba. – Louis… era su nombre o ¿No?, dijo a modo de afirmación, él tenía claro que era así pero deseaba ver la ira del muchacho…

Sin que se percatara en un pequeño control en su bolsillo activo las cerraduras automáticas de las puertas, nadie podía entrar ni salir de ese lugar. El lugar que vería como mártires a los jóvenes que encontraran muertos por la mañana o simplemente en un tiempo que no sabía estimar. Enardecido por la risa que no paraba de brotar de los más profundo de su malignidad siguió riendo hasta que un golpe ahogado se aproximó en su estómago. No tenía por qué maldecir si ya era un maldito bastardo. No puso resistencia al golpe y si el deseaba matarlo lo haría en un segundo, pero quería que el chico sintiese la adrenalina correr por sus venas. Que se creyera completamente el cuento del héroe que gano al villano en un simple paso. Cuando su rostro se impactó en el suelo y una sabor a oxido se plantó en su boca, solo callo. Callo para que el chico terminara su cometido salvar a su amada, sin saber que la llevaría a su final.

Al cabo de una fracción de tiempo cuando las maldiciones del chico se hicieron sentir se escabullo a un pequeño lugar entre las sombras para buscar su juguete favorito, un arma. Una pistola automática con silenciador que no solo terminaría con la vida de la chica sino que vería la muerte del chico y la sumaría a las muchas que llevaba en el cuerpo. En leves instantes su plan había salido al a perfección, la única forma de que ellos escaparan era un ventanal que tenía un balcón algo pequeño en las afueras, donde perfectamente alguien se podía matar. Rio macabramente mientras salía en busca de sus presas. Subió las escaleras y viendo de espaldas al joven, rio. –Te dije que cada golpe ella lo pagaría, estiro su mano y con el dedo en el gatillo… espero que el chico reaccionara. –Grábatelo, la muerte de ella es solo tu culpa. Dejando su mano y brazo en la misma posición que antes, rio nuevamente. –La mato o juego con ella, no se están difícil decidir… por lo demás solo quiero que tengas esto de recuerdo. Se aproximó levemente a Jeanette, conocía su nombre pero no le gustaba pronúncialo en voz alta debido a que si lo hacía crearía un pequeño vinculo como él le decía. Soltó el gatillo y la bala rozo uno de los brazos de ella. El grito apabullo cada centímetro del cuarto. Dio media vuelta para dar unos simples pasos hacia el chico. “Mátame de una vez”, le escucho al a joven.. “Déjalo ir a él, toma mi vida…” –Que romántica, pero no. En cuanto a ti, dijo mirándolo- Aun tengo más balas y la próxima se alojara en su corazón. No quieres cargar también con la muerte de ella. Rio y golpeo con la pistola el rostro del chico.

The Murderer Case
Nuevo

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 28/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la diversion {Jeanette&Cedric}

Mensaje por Cedric Di Giovanni el Jue Mayo 31, 2012 6:27 pm

Los recuerdos volvieron a mi mente, como si hubiera ocurrido todo ese mismo día… estaba tan claro en mis pensamientos, incluso aquellos mínimos detalles que había olvidado por años, o que tal vez, yo mismo había decidido reprimir. El hecho de que él mencionara a Louis me sorprendió… y me molestó, no tenía derecho alguno a hablar de mi amigo, aunque, en algo tenía razón: había sido mi culpa y si Jeannette moría también sería mi culpa.

Sus gritos de agonía perforaban mis oídos y no podía hacer nada, no podía moverme de mi lugar, él la mataría sin piedad, delante de mí… por mí. Mis miedos cobraron vida y la impotencia de estar allí sin poder hacer nada se reflejaba seguramente en mi rostro, esa desesperación de querer hacer algo y no poder hacerlo; apreté los puños con un nudo en la garganta.

Miré a Jeannette y su rostro contorsionado por el dolor y el deseo de una muerte temprana me dolió mucho más que cualquier golpe o herida física. Intercambié una significativa mirada con ella “Resiste, por favor… no te rindas, prométemelo” pensé como si ella tuviese la habilidad de escucharlo tan claramente como si hubiesen sido expresados en voz alta.

Una parte de mi se preguntaba si ese era el final… no era la primera vez que estaba tan cerca de la muerte, de hecho, debería haberme acostumbrado ya, sin embargo, Jeannette no debería estar aquí, no ella… quizás debí haberme alejado de ella para siempre cuando pude, ahora la había envuelto en ese círculo vicioso de mala suerte o lo que sea que fuere.

El nuevo golpe me derribó y caí al suelo, aturdido; le miré desde el suelo, era humillante pero no me importaba que me pisoteara mil veces e hiriera mi orgullo si con eso podía salvar la vida de mi novia; ella podría seguir adelante sin mí, ya lo había hecho una vez… claro que podía.

—Por favor—volví a pedirle; mi voz sonó entrecortada—mi vida a cambio de la suya… déjala ir.

Me puse de pie recargándome en el barandal del pequeño balcón, mirándolo no con odio porque en realidad no lo odiaba, más bien en mi mente giraban preguntas sin respuesta sobre las razones que lo habían llevado a eso, era difícil de leer cuando su cara estaba cubierta por una máscara, pero… de alguna manera cada palabra dicha, cada movimiento… no era un simple impulso, era algo más que se originaba de la frustraciones del pasado; una sonrisa afloró en mi rostro, sin duda él hubiera sido un reto maravilloso…


credencial:

Cedric Di Giovanni
Miembro de SHAYCRAF - Admin
Miembro de SHAYCRAF - Admin

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 13/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la diversion {Jeanette&Cedric}

Mensaje por The Murderer Case el Jue Mayo 31, 2012 8:00 pm

El placer que corría por sus venas por sus venas era completamente impresionante, todo lo que giraba a su alrededor tenia sangre. Desde su niñez había visto la sangre y la muerte como un placer escondido. Cuando debelaba sus memorias, sólo podía vislumbrar al único amor que había tenido, un amor casi prohibido por su madre. Era completamente pasional al ver a su madre en recuerdos. Una pasión mal enfocada como le decían, pero a él lo obsesiono al punto de matar a su madre una noche de otoño, esa noche donde todo comenzó… las victimas aumentaron y aumentaron hasta llegar aquí… a la universidad donde una vez su madre trabajo. EL grito de dolor de la joven, solo ayudaba a que su sed por más dolor aumentara. Aún tenía en su bolsillo un arma secreta… un arma que todo lo cambiaria y la culpa para con el chico seria mil veces peor que la muerte.

Una vez en el suelo el chico y suplicante por su muerte, la sonrisa macabra se hizo arremeter por todos lados, sin siquiera pensar en cómo lo haría para que el último golpe fuera perfecto. –No hay cambios, aunque ella me gusta más muerta. Rio mientras se alejaba del muchacho para ver a la chica moribunda en pleno proceso a realizar su muerte fingida. El punto final del asesino no era matarla del todo, sino matar de dolor al que era su víctima final, Cedric di Giovanni. –No te atrevas a moverte, dijo dándole la espalda para esta detrás de la chica. Dejo el arma en su bolsillo izquierdo con el seguro puesto, no quería más accidentes ni disparos hasta un segundo más. Rio levemente al ver los ojos de la chica. –Tu hubieses sido una bella amante, dijo posando sus ojos en la joven. La tomo por el cabello y en un método de saciar su sed de sangre lamio su rostro, para que el sabor a oxido y sal se impregnará en su boca. Un elixir que le gustaba tomar tibio, recién salido del cuerpo de sus víctimas. –Tu sangre es realmente exquisita, rio levemente mientras lamia sus labios de color carmesí intenso.

-Tienes buen gusto con las mujeres, pero todo tiene su final. Se encogió de hombros para mirar al chico en el suelo. –Levántate, querrás presenciar esto. Una de sus manos, levemente fue entrando en su bolsillo, donde yacía una jeringa especialmente guardada para la ocasión. Tenía un medicamento que ralentizaría el corazón de la joven a tal punto que sería imperceptible y el pensaría que ella había muerto. Muerto sin estarlo, eso era lo que llamaban muerte en vida. – Mira esta pequeña jeringa, la cual posee un veneno que la matara en segundos… solo segundos. Dijo entre risas para cautivase del rostro del chico. –No te muevas o intentes nada, si al fin y al cabo ella morirá por tu culpa. Nuevamente una carcajada ahogada salió de entre sus labios. –Es una pena que mueras cariño, susurro en su oído para corres su cabello a un costado para dejar su cuello al descubierto, si la inyectaba en la arteria principal era cosa de segundos para que su corazón se ralentizara. Sin saber que aun viviría dejaría que el chico se acerca al cuerpo de la joven para verla partir. –Adiós, pequeña Jeanette. Dio un beso en los labios de la chica y se aproximó a clavar la jeringa en su cuello. Un dolor minino al pasado se expresó en el rostro de la joven, cayendo al suelo. –Puedes despedirte, tienes unos segundos. Dijo alejándose unos centímetros. “Mi amor”, escuchaba el asesino de la boca de la joven en el suelo… mientras él contaba mentalmente cuando moriría artificialmente. Sólo deseaba escuchar el lamento de su victima cuando ella muriese por completo. –Una vez aplicado el veneno no hay vuelta atrás. Rio levemente apuntándolo con su arma para que no intentase nada estúpido.

The Murderer Case
Nuevo

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 28/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la diversion {Jeanette&Cedric}

Mensaje por Cedric Di Giovanni el Jue Mayo 31, 2012 9:07 pm

Frágil y volátil, eso es la vida humana, no mejor descripción para algo tan pasajero… las personas mueren todos los días, dije muchas veces en un intento de superar la muerte de mi mejor amigo, en un intento de aliviar la culpa que carcomía mi alma cada día, pero, no era más que un hipócrita arrogante, pues e dolor seguía allí y los recuerdos también.

Las amenazas del enmascarado estaban latentes y peligrosas, no podía moverme, como si hubieran clavado mi cuerpo al suelo, mis piernas no me respondías… “es una pesadilla” pensé queriendo abrir los ojos a una realidad no tan fría “todo esto no está pasando”“Déjala, te lo pido por favor… te lo suplico, no ella…” articulé con debilidad, mi voz se quebró ante la desesperación de ver a mi hermoso adefesio a merced del psicópata; mis brazos se alzaron como los de un niño que anhela el amor de unos padres ausentes… yo sólo anhelaba a mi princesa, ella no tenía que pasar por eso, por mi culpa. Amarla había sido entonces el más grande error de mi vida, un mundano y egoísta placer; había estado escrito desde el principio.

Y, sin más tregua presencié con horror el momento culminante, mis piernas temblaron, mi corazón se detuvo unos segundos antes de volver a latir acelerado, escuchándolo retumbar en mis oídos. Me precipité hacia ella cuando su cuerpo se desvaneció y logré tomarla, cayendo de rodillas en el suelo con Jeannette entre mis brazos; unas lágrimas afloraron de mis ojos cayendo por mis mejillas, cada vez más descontroladas, mi cuerpo temblaba, él de ella estaba casi inerte, aunque su piel estuviera cálida, sin embargo lucía pálida como un fantasma, pero siempre hermosa…

—Jeannette, por favor… por favor no me dejes mi amor...—le supliqué sabiendo que era inevitable—por favor no mi adefesio… lo siento, lo siento tanto…

Me incliné para besarla acallando el murmullo débil de mi nombre que proferían sus labios, el nombre de quien la había asesinado realmente, pues aquel enmascarado que se burlaba de mi a batiente risa, no había sido más que la herramienta que se encargaba de devolverme todo lo malo que había hecho.

» —Adefesio repugnante ¿Qué me miras? —le dije a la chica con desprecio, inmediatamente bajó la mirada y su piel se tiñó de un suave color rosado que se volvía cada vez más intenso.

Me acerqué a ella, cerrando mi puño alrededor de esa enmarañada melena castaña.

—Prefiero estar muerto antes que estar con algo tan asqueroso como tú—dije entre dientes a su oído—No… espera… tú deberías estar muerta, no das más que asco y lástima ¡muérete de una vez!


El brillo en sus ojos castaños se apagó como poniendo final a la sinfonía inimaginable de mi vida.

La abracé con fuerza porque era mía, era mi hermoso adefesio, no podían apartarla de mí, no así, no tan fácil, ella me pertenecía, íbamos a ser felices finalmente, después de todo, todo lo que habíamos pasado, de la distancia, del tiempo, de las circunstancias.

— ¡Jeannette! —grité una y otra vez su nombre pero permanecía inmóvil, ya si vida y la mía carecía ahora de sentido.

Era la primera vez que había amado a alguien de verdad, la desagraciada muñequita me había enseñado que la belleza interior era lo que valía de una persona… yo la había amado más que a cualquier cosa o persona, esa clase de amor que me mostró iba fuera de los límites conocidos… yo la amaba, y yo… estaría con ella pronto; sí… no había destino si la única persona capaz de aflorar la sensibilidad de mi corazón de roca se había marchado para siempre.

— T…te amo…—balbuceé tratando de limpiarme el rostro empapado de lágrimas y sangre. —S…siem-pre.

Acaricié su rostro por última vez, besándola por última vez y embriagándome de su belleza superflua como desenlace final… no íbamos a estar juntos si es que había algo más allá, porque ella iría a donde iban los ángeles y yo… bueno, para mí, en realidad no había salvación, si tal infierno existiese era allí donde pertenecía…

Alcé la mirada, sintiendo como la sangre me hervía al ver a ese ser que se había robado la vida de mi ángel; me levanté y caminé hacia él con voluntad propia… no iba a pedirle que me matara, no tenía caso ya.

La tristeza, el dolor… se transformaron en odio puro cuando me encontré con su mirada y de alguna manera, ambos sentimientos me impulsaron a lanzarme sobre él, golpeándolo una y otra vez en el rostro con el puño cerrado y nuevamente las lágrimas consumieron mi fortaleza. Lo tomé del cuello deseando destrozarlo con mis propias manos acorralándolo en el balcón... que fácil sería empujarlo… pero yo quería matarlo saciando mi sed de venganza, quería despedazarlo…


credencial:

Cedric Di Giovanni
Miembro de SHAYCRAF - Admin
Miembro de SHAYCRAF - Admin

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 13/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la diversion {Jeanette&Cedric}

Mensaje por The Murderer Case el Jue Mayo 31, 2012 11:43 pm

Cada golpe que recibía por parte de su próxima víctima era un suculento placer. No deseaba defenderse ya que el final de Cedric estaría completamente delimitado por una bala en medio de su abdomen, su captor deseaba verlo sufrir, agonizar. En un segundo su carácter terminó de rebalsar el vaso y le golpeo tan fuerte en el estómago, que esperaba dejarlo sin aire. No obstante, el chico estaba dejando que el dolor hablara por él. Era inevitable que las emociones fluyeran. Cuando lo acorraló en el balcón la muerte perfecta vislumbró ante los ojos de su captor. No dejó que su pistola se viera antes de ver el rostro del chico muerto de dolor.

-Será divertido jugar con ella mientras el cuerpo aún está cálido- rio fuertemente mientras veía el cuerpo inerte de la joven. Deseaba filosofar un poco más antes de matarlo, pero algo en su interior se lo impedía del todo. -¿Qué duele más la muerte de Louis o la de Ella?-, preguntó sabiendo la respuesta o mejor dicho intuía la respuesta. En los ojos del joven se notaba el dolor agudo, el dolor que ahora deseaba saciar con sangre. –Mi muerte no la traerá de vuelta- se paseó un poco unos pasos por el balcón estrechando la distancia entre el y Cedric. No deseaba matarlo, pero si lo hacia caería por el balcón y eso sí sería seguro.

En un golpe sin sentido, lo tomó por el cuello levantándolo del suelo para tirarlo a un rincón cercano. Él tenia fuerza y eso se notaba en su presencia. Le dobló el brazo derecho hasta sentir un poco como los huesos del muchacho crujían al mismo tiempo que los gritos de dolor de Cedric amortuguaban las risas extasiadas del asesino cuyo rostro se contorsionaba ante el éxtasis de percibir como el dolor fluía a gran paso. –Eres predecible, pero jugar contigo no me es igual de placentero que antes. Resopló en su oído–Quédate allí, aunque ahora poco aprecias tu vida el dolor te irá matando lentamente… segundo a segundo.

No su intensión dispararle aún, quería más gritos y dolor, eran música para sus oídos. Podía escuchar voces en las afueras del recinto, y se dio cuenta que tenía que actuar de forma rápida y certera. Caminó unos pasos y, a través de un espejo pudo ver que su reflejo mostraba que una de sus cejas tenía algo de sangre… se la quitó levemente y pasó su dedo por sus labios para dejar aquel brebaje allí como si fuera víctima de un ensueño. –Te investigué por meses, desde tu llegada de Francia nuevamente aquí… eres duro pero aun así poe dentro un bebé llorón y burdo-… rio mientras sacaba el revolver de su chaqueta, lo miraba como si lo único de queseara era dispararle en el corazón… -Levántate pero al ver que el chico no se movía, se aproximó a él y lo tomó fuertemente del brazo recién herido para ponerlo en contra del barandal del auditorio. Miró la altura y no era mucha pero con un disparo en el lugar correcto sería casi fatal. –Recuerda que ella murió… y jamas volverá. Aunque eso es que fue por tu culpa, no aceptaste el lugar que tienes en esta vida… tienes dinero, poder, mujeres y te preocupas por los lastres de la universidad... Es curioso como lo tenías todo, eras perfecto y lo arruinaste. Que tu muerte sea un signo de que todo tiene un lugar en esta vida. Lo golpeó nuevamente en la cabeza, dejando ver como la sangre corría por su rostro; lo tomó por el cuello apretando fuertemente… luego de que todo estaba por finalizar. Se separó unos leves pasos para que el impacto fuera fatal. –Adiós Cedric, espero que veas a tu princesa en el infierno. Una fugaz sonrisa al momento de disparar directamente en el abdomen de su "presa", dejando que el sonido quebrantara el silencio de cada lugar, propagándose por cada rincón como una ópera. El grito del joven y la sangre en las manos de su captor eran signos de que todo había terminado… ese era el comienzo de las más desquiciadas aventuras en el interior de la Universidad Case Western.

Podía imaginarlo; tenía la claridad mental de saber que la chica despertaría en una horas o a la mas un día y se encontraría con la evidente verdad que su amado había muerto… muerto a manos del que la hirió. Se desvió de sus elocuentes pensamientos para mirar al suelo y ver a un agónico Cedric; eran murmullos apenas audibles pero claramente lamentos y delirios del chicos, en ese instante el asesino se dio cuenta que sólo deseaba su dolor y que no era suficiente... se agachó a lado de él sólo para apreciar mejor como se arrastraba en el suelo con la mano extendida en dirección a su amada, como si el hecho de unir sus manos los mantuviera juntos en la eternidad, pero él no le iba a permitir tal gesto si eso prolongaba el sufrimiendo de Cedric, no... sería muy noble de su parte. Lo tomó del cuello y lo levantó cual muñeca de trapo, apenas escasos centímetros de la unión con su doncella, entonces lo arrastró hacia el otro extremo del lugar. -Me estaba divirtiendo tanto, lástima que tenga que terminar... -Presionó el gatillo una vez más, Disparando en una de sus piernas y la sangre broto aun mas que antes. –Eso es para que al llegar al infierno… seas bien recibido. -siseó, deleitado, antes de lanzarlo por las escaleras y verlo rodar hasta el suelo. Una risa maligna y ahogada se atoraba en su garganta por el placer que consumía su cuerpo...

The Murderer Case
Nuevo

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 28/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la diversion {Jeanette&Cedric}

Mensaje por Cedric Di Giovanni el Sáb Jun 02, 2012 12:58 am

No sabía si estar agradecido con él o furioso… pero de algo estaba seguro: me estaba dando la oportunidad de que terminara más rápido de lo que había pensado; quizás yo jamás hubiera tenido el valor de quitarme la vida a pesar de que una de las razones de mi existencia se había esfumado para siempre, era lo suficientemente cobarde como para quitarme la vida por una chica, aunque fuera mi chica. Pero ese maldito mal nacido… me había hecho el formidable favor, aunque el precio fuera caro…

El dolor se propagaba por cada centímetro de mi cuerpo, tal vez había llegado el final tan anhelado, aunque la agonía pareciera eterna la recompensa se me antojaba justa, sin embargo de mi garganta se desprendían gritos que no podía contener desgarrando mis cuerdas vocales. Había fuego en mis entrañas que me estaba quemando y no se extinguía ni siquiera cuando cerraba los ojos en un afán de dejarme llevar por el peso de la inconsciencia; y, pese a querer que terminara, mi cerebro obligaba a mis pulmones a buscar aliento para seguir respirando.

Nuevas lágrimas salieron de mis ojos ¿Por qué no terminaba ya? Por favor, supliqué en mi fuero interno… ya tuve suficiente, he aprendido de mis errores, juro que traté de solucionarlos… no soy perfecto pero ¿Quién lo es?

Apenas podía moverme en el suelo, quizás todos mis huesos se hubieran roto con la caída, mi cabeza daba vueltas y las imágenes se vislumbraban borrosas, mi cuerpo temblaba y cada vez hacía más frío y mis párpados pesaban irremediablemente, entonces, una voz conocida a la lejanía me obligó a permanecer consciente… me llamaba a quedarme, sin embargo ya no tenía nada más que hacer aquí, no obstante me obligué a mi mismo a permanecer despierto, le prometí que no me volvería a ir sin despedir.

—N…nat… siento… no… ha-ber… sido… el mejor… a… amigo. —le dije esforzándome lo más que podía, era lo menos que podía hacer por mi hermano. —Nun… nunca fuiste… un… sus-tituto… de Louis… au… revoir


credencial:

Cedric Di Giovanni
Miembro de SHAYCRAF - Admin
Miembro de SHAYCRAF - Admin

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 13/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la diversion {Jeanette&Cedric}

Mensaje por Natlian McGowan el Sáb Jun 02, 2012 7:12 pm

Corte el teléfono y bese a Amy para ir directo a donde Cedric me lo había indicado , tenia que ir , pues el sonaba preocubado , algo angustiado , La entrada del edificio principal era el lugar al que me tenia que dirigir sin importar nada de lo demás , Amy , me miro un tanto molesta , pero como yo ella sabia que si me hiba era por que yo intuia que algo no andaba bien .

--Cariño, lo siento mucho , prometo volver en cuanto pueda, es que este chico no me llamaría y menos con el tono de voz que uso si no fuera algo importante --
,
Bese a mi novia y me escabulli por entre medio de las personas que no paraban de bailar, gritar y disfrutar de la fiesta , lo ultimo que escuche de mi amada fue que si jean estaba con ced le dijera que fuera a donde ella estaba , solo levante mi pulgar asintiendo a su petición y desapareci de su vista .

A los pocos minutos me encontraba en el edificio principal esperando que mi amigo apareciera y ver que tenia para decirme , pero nada, no aparecia .

--Vamos Ced , aparece de una vez -- , dije para mi mismo mientras esperaba, el hecho de que no apareciera me preocupaba mas aun y según las palabras de Amy ella no sabia donde estaba Jean , eso era algo mas preocupante aun pues si ambos estaban desaparecidos no podía estar pasando nada bueno .

Saque mi celular del bolsillo y realice una llamada a Cedric para ver donde estaba y por qué tardaba más de lo necesario. Espere un rato con mi teléfono móvil en el oído, pero nada, el no contestaba a mis llamados, no respondía, mi corazón comenzó a agitarse y la preocupación a acrecentarse.

--Pero donde rayos te metiste, Cedric Di Giovanni – pregunte al al aire antes de escuchar un fuerte disparo, que me dejo desconcertado.
Primeramente no le tome la importancia debida, pues solo me importaba encontrar a mi amigo y a su novia, pero en cuanto sentí dos nuevos disparos , mire en dirección al auditorio pues de allá provenía el fuerte estruendo .

Corri en la dirección de la que el sonido venia y llegue al auditorio, No era cualquier cosa, eran disparos pero aun asi , exponiéndome a lo que dentro pudiera estar entre en el auditorio . Entre por que fuera quien fuera el que estaba adentro podía haber un herido que necesitara mi ayuda .

En cuanto intente entrar no pude , pero a los segundos después lo logre . entre y me encontré con un escenario oscuro , sin ni una pisca de luz, la música del exterior era casi inaudible dentro de ese lugar
--¿Hola?, ¿hay alguien aquí?—pregunte con un tono de voz inseguro mientras avanzaba , tenia miedo, miedo de lo que pudiera pasarme , pues algo era seguro , no estaba solo en ese lugar .

Segui caminado y llegue al pie de una escalera que estaba iluminado por la luz de la luna que entraba desde una ventana , planeaba subir las escaleras pero mi pie toco levemente con algo, algo que no supe que era asta que por fin mire hacia abajo, la luz proyectada por la ventana me dio una imagen clara .

--No ,no , no , no -- , negué en reiteradas ocasiones al ver que se trataba de Cedric . , me agache junto a el , suplicándole que se mantuviera despierto mientras las lagrimas no dejaban de aflorar de mis ojos de forma involuntaria , mi corazón se estremeció. En ese momento toque su camisa, estaba llena de un liquido rojo del cual ahora mis manos también estaban repletas .

--No te atrevas a morirte , Ced , porfavor, tu .. tu no puedes dejarme , no puedes…---, dije sin parar de llorar , sentía claramente como si me estuvieran arrancando un pedazo de mi alma , el era , el es mi hermano , mi mejor amigo , mi consejero .
En ese momento lo escuche pedir disculpas por no ser el mejor amigo y confesarme que nunca fui un remplazo de Louis para el . Mis lagrimas chocaron su frente y lo hice guardar silencio, le suplique que no se esforzara mas , fue entonces cuando el cerro los ojos en señal de querer descansar .

Un grito ahogado con su nombre salió de mis labios, fue un grito desgarrador, algo que ni en mi mejor obra de teatro había lo grado y las lágrimas de mis ojos comenzaron a salir descontroladamente. Lo abrase con mis dos brazos como si eso impidiera que el se fuera

--Natlian . no , el no esta muerto , no puede morir -- , dije soltándolo y apoyándolo con sumo cuidado en el suelo ya ensangrentado , saque mi móvil nuevamente y esta vez llame a una ambulancia dando todos los detalles de la situación y rogándoles que se dieran prisa .

--Amigo, quiero estar aquí contigo , pero no saco nada , eso no te mantendrá vivo … quiero que el infeliz que te hiso esto pague … -- , sentí como mis ojos se desorbitaron por el odio que me corrompió en ese momento y me levante del lado de ced y camine hacia el segundo piso en busca de quien lo había dejado en ese estado tan deplorable , maldito . En ese momento solo podía sentir odio y preocupación.

En cuanto subí al segundo piso mis ojos se encontraron con Jean , estaba tendida en el piso inconsciente .
--No ,por favor dime que no es verdad , tu también -- , susurre con preocupación y me apresure a ver a Jean , me incline junto a ella y pude ver varias heridas en su cuerpo, heridas que no eran de gravedad . –¿Pero si no fueron las heridas que la noqueo?-- , me pregunte a mi mismo y tome su pulso , al ver que no tenia pulso mi corazón se agito con preocupación , después de eso lleve mi oído a su pecho , pero los latidos de su corazón eran inaudibles .

--Esta ….M…m…muerta -- , dije mirando un punto fijo , mi mente estaba perturabada, demaciadas emociones para una sola noche no me permitían pensar con claridad y solo deseaba que esa maldita noche jamas hubiera comenzado , pero ya era tarde, todo había ocurrido, y no había vuelta atrás .

Mis ojos se desviaron un momento y vi una jeringa botada junto a Jean , --Pudo ser esto-- , volví a susurrar , y la tome con la tela de mi polera para que no me fueran a inculpar de algo que yo no había hecho . Tome su aroma y lo reconocí en seguida, Jean no estaba muerta, solo estaba dormida , por un medicamento .

En ese momento sentí la ambulancia fuera y tome a la chica entre mis brazos bajando con ella, camine hacia la puerta con ella y vi la ambulancia ahí . los paramédicos de inmediato la subieron a una camilla y yo encamine al resto de ellos a donde se encontraba ced , el era por quien mas estaba preocupado como futuro medico sabia que su panorama era peor que el de Jean , mucho peor .

En cuanto llegamos junto a Ced vi como los paramédicos lo subían a una camilla y lo llevaban en dirección a la ambulancia.
En cuanto Salí y subieron a Ced un pequeño grupo de alumnos de la universidad miraban la escena atónitos entre ellos estaba Amy quien se acerco muy preocupada preguntando que pasaba . –Amor ahora no puedo responder , prometo llamarte luego -- , la bese y me subi a la ambulancia dejándola echa un mar de dudas , pero ella sabría entender mis razones después .

En cuanto llegamos al hospital , rápidamente los paramédicos y enfermeros se trasladaron con mis amigos cada uno a su sector y me obligaron a permanecer en la sala de espera , como si no fuera ya suficiente mi sufrimiento ahora me mantendrían en la incertidumbre de no saber el decenlase de ambos seres a los que tanto quería .
Pasadas unas cuantas horas ya estaba amanesiendo y aun no tenia nada de información a cerca de lo que pasaba con ellos . Minutos después apareció el doctor y me llamo .
--La chica y el bebe estan fuera de peligro , despertaran en un par de horas , en un principio mostrara cansancio y quizás estará desganada, pero nada que una buena alimentación y reposo no puedan mejorar -- , en ese momento el doctor hiso una leve pausa .
--Que hay de mi hermano , doctor , que hay del chico -- , pregunte un poco exaltado , --Su caso es mas complicado , el resivio tres tiros uno en el abdomen, y uno en cada una de sus piernas , pero eso no es lo que lo mantiene en el estado en el que esta actualmente, fue la caída , su cabeza se golpio de manera brutal , aun me sigue impresionando que este con vida , el entro en estado de coma y aun no es seguro que salga de esta con vida . Si sigue luchando solo me queda pensar que tiene muchas cosas que lo aferran a esta vida . Cualquier cambio en su estado de salud será avisado . Por cierto la chica puede resivir visitas , se encuentra en la habitación 213 del segundo piso –
En ese momento el doctor me dejo solo y una lagrima afloro de mi ojo y me encamine a la habitación de Jean , que no tenia menos importancia en este asunto , me tenia que asegurar de que ella estuviera bien . Eso era algo que había prometido.
Mientras caminaba recuerdos de hace un par de semanas vinieron a mi mente, ese dia ced tenia un mal presentimiento y me había hecho prometerle que si alguna vez algo le pasara yo cuidaría de Jean , Yo accedi casi de forma in mediata y la ocasión ahora se presentaba , tenia que cumplir mi palabra .

En cuanto llegue a la habitación de Jean entre para verla aun dormir , pero prontamente habrio sus ojos y lo primero que salio de sus lavios fue “ced” . Me tape el rostro con una de mis manos pensando en que decirle .

Me aproxime a ella que apenas se veía bien y la hise guardar silencio acariciando su cabello , --Tranquilita, sobre el después hablaremos linda, ahora descansa -- dije esperando que me obedeciera .

A demas habia algo que no sabia como preguntarle , era el si ella sabia que esperaba un bebe o no ....

Natlian McGowan
Miembro de DANRYATT
Miembro de  DANRYATT

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 14/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la diversion {Jeanette&Cedric}

Mensaje por Jeanette R. Daguet el Sáb Jun 09, 2012 10:55 pm

El dolor que sentía en todo mi cuerpo era algo más que extraterrenal. Estaba en el limbo de lo que ahora era y lo que seria. No deseaba partir bajo ningún motivo, tenía mucho por lo que luchar… aunque el dolor me mataba lentamente. Solo la voz de mi amado me despejaba a seguir adelante. Lo escuchaba tan distante que no sabía si estaba allí o solamente estaba aluciando y la pesadilla de nunca acabar aún estaba en proceso. Un entrecortado suspiro salió de entre mis labios para sumirme en la oscuridad más profunda, tinieblas.

Perdida en un rincón de mi mente, sin derecho a reclamar o simplemente a salir de todo ello. El letargo que sentía, no se comparaba con nada de lo que hubiese sido la muerte. Estaba funcionalmente activa, pero mi cuerpo no me respondía a ningún estímulo que yo ahora presentara en mi forma de bella durmiente. El tiempo avanzo, no sé cuánto en realidad, ni lo que sucedía sin que yo pudiera dejar el letargo y defender lo que más amaba en esta vida.

{TIEMPO INCONCIENTE}

El ruido y un grito desolado se hicieron sentir en mis oídos, sin control de lo que yo pudiese sentir o de lo que sinceramente pudiera mover o reaccionar me hizo pensar que todo lo que esperaba estaba pasando. Un susurro de mi propia voz hacia ecos en mis oídos. ~Cedric, balbucee para simplemente escuchar unos pasos y arremeterme en un sueño profundo que me domino.

{TIEMPO TRASLADO}

Aun sumida en algo que ni sabia que era, desperté en una habitación celeste llena de máquinas y con una sonsa de oxígeno en mi nariz. Era molesta debía admitirlo, sentir el tirón de las agujas cuando trate de mover mi brazo. Mire a un costado y una bolsa de sangre colgaba de ella, una transfusión de sangre que me estaban practicando. Suspire levemente, me dolía cada musculo del cuerpo y sentía como la habitación se me daba vueltas una y otra vez debido a todos los olores que se presentaban allí. Una arcada se presentó y mis ojos se pusieron vidriosos al tratar de remeterla a mi interior. Todo producto de mi embarazo, embarazo del cual Cedric aun no tenia ni la menor idea y ello clavaba una espinita en mi corazón. Una vez asimilada la idea, mis ojos se abrieron de par en par, ~¿Dónde está Cedric? ¿Cómo esta mi bebe?, pregunte a un enfermera que se aproximaba por el umbral de la puerta –Tranquila cariño, todo estará bien.. No comprendía las palabras que me decía, porque no me decía que había sucedido y que rayos estaba haciendo yo allí. ~¿Por qué estoy aquí?, ¿Dónde esta el?... el hombre de la máscara no quería matar… las lagrimas comenzaron a correr por mi rostro de forma abundante y la enfermera me miro con un rostro de inflexión que no entendía. –Tranquila, tienes que descansar. Fue la única respuesta que salieron de sus labios, a caso estaba pasando algo realmente grave. Quería salir corriendo de allí, pero me lo impedían las agujas…. Trate de arrancármelas cuando la enfermera volteo pero un agudo dolor me hizo dar un chillido. –Tendré que sedarte. ¿Sedarme?, no de nuevo. ~No por … fa…vo..r dije entrecortadamente cuando la enfermera aplico al suero la inyección que me dejo dormida nuevamente.

Una vez menos aletargada y con los ojos entre abierto debido a poco efecto del sedante, me quede quieta y pensante en todo lo que ahora pasaba a mi alrededor. Estaba esperando un hijo de cedric o eso ya no seria… había perdido mucha sangre y no podía dejar de pensar como medico. Eso si seria horrible. La enfermera no había querido decirme nada. Las lagrimas corrian por mis ojos hasta que me dormi nuevamente. En medio de un tiempo que no tenia cifrado por completo, abri levemente mis ojos para ver un rostro familiar. ~Ced, dije algo forzada. Natlian quien se presentaba a mi costado, tenia que darme respuestas, mas bien lo obligaría a ello. ~¿Dónde esta?, me apresure a decir antes de que me callase o mandara a por la enfermera ~He dormido demasiado, dime que paso por amor a dios, dije suplicante un poco mas en si.

LA HISTORIA CONTINUA EN [LINK TEMA - En proceso]



Jeanette Rafaella Daguet
...Los ojos son las ventanas del alma...
Mirando por la ventana, mientras la música entra al son del corazón.THANKS, LU.

Mi Credencial:


Jeanette R. Daguet
Miembro de SHAYCRAF - Admin
Miembro de SHAYCRAF - Admin

Mensajes : 288
Fecha de inscripción : 08/04/2011
Edad : 24

Ver perfil de usuario http://cw-university.up-with.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo de la diversion {Jeanette&Cedric}

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:51 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.